Las tres nuevas joyas de la corona de Netflix

Con permiso de series consagradas bajo la marca Netflix como Orange is the New Black o House of Cards, ahora toca hablar de tres de sus ficciones televisivas más recientes que están teniendo una gran acogida entre el público. A pesar de contar con apenas una o dos temporadas, se han convertido en imprescindibles para muchos seriéfilos. Ahí va un repaso por Narcos, The Crown y Stranger Things.

Narcos -Dos temporadas, 20 episodios-

Muchos recordarán el gran cartel publicitario que se desplegó en la Puerta del Sol de Madrid a finales del año pasado con el eslogan: “Oh, blanca Navidad” y la cara de Pablo Escobar. Bueno, más bien la de Wagner Moura, el actor que da vida a Pablo Escobar en la serie de Netflix.

Fue una campaña provocadora, sobre la que se generó cierta polémica, y que sirvió para publicitar Narcos a lo grande con sus dos principales armas: Pablo Escobar y esa referencia a la cocaína. Y es que la serie es básicamente eso: cómo Escobar construyó un imperio de la droga hasta convertirse en el narcotraficante más peligroso y perseguido de Colombia en la década de los ochenta y principios de los noventa con su “Plata o plomo”.

Pero reducirla a esas pocas líneas sería algo simplista. La trama de Narcos también sigue a dos policías estadounidenses encargados de encontrar a Pablo Escobar y meterlo en la cárcel, a los altos cargos de la política colombiana, el terrorismo que se generó alrededor de ese imperio de la droga o la vida familiar del protagonista de la serie.

Tal vez aquí es donde la ficción tenga más interés: es capaz de ir combinando las historias de forma que mantiene al espectador enganchado a la pantalla y le proporciona toda la información desde los distintos puntos de vista de la trama para que pueda hacerse su propia composición de lugar y decidir quiénes son los buenos o los malos, si es que algún personaje de Narcos puede ser completamente bueno o totalmente malo.

Un último apunte: es especialmente recomendable verla en versión original con subtítulos. Podría decirse lo mismo de las tres que ocupan esta entrada, pero en el caso de Narcos, quizá más aún. Al fin y al cabo, más de la mitad de la serie está rodada en castellano.

The Crown -Una temporada, 10 episodios-

La serie real de Netflix por excelencia. Sigue la historia del ascenso al poder y de los primeros años del reinado de Isabel II en Inglaterra a través de los episodios más representativos de sus inicios como cabeza de la monarquía británica.

The Crown también nos cuenta las interioridades de la realeza, la importancia de la buena apariencia en tiempos convulsos, la gestión de los acontecimientos y el tiempo en el que se tienen que realizar o el control prácticamente total de los mensajes que van dirigidos a la población.

Los personajes, incluso más que la propia trama, son el centro de la serie. No solo el papel de Isabel II, que le ha valido a la actriz Claire Foy el Globo de Oro a Mejor Actriz en Drama, sino también el de su marido el Duque de Edimburgo, el de su hermana Margaret y su complejo romance, el de la Reina Madre o el del propio Winston Churchill al frente de la política inglesa.

De las tres series mencionadas en esta entrada, The Crown es la más tranquila, si es que este adjetivo se puede usar para describir una ficción de este tipo. Tiene un ritmo medio tirando a lento que permite a los espectadores prestar atención a los detalles, a las conversaciones que mantienen los personajes, a los pequeños gestos que podrían pasar inadvertidos de otra forma. Además, tiene una fotografía especialmente cuidada, con planos visualmente bonitos, que ayuda bastante a que la serie crezca.

Stranger Things -Una temporada, 8 episodios-

Nos trasladamos por tercera vez en esta entrada en el espacio y en el tiempo para viajar hasta Hawkins, un ficticio pueblecito perdido entre los bosques de Indiana, a mediados de los ochenta. Allí conocemos a Mike, Dustin, Lucas y Will, un grupo de niños que se divierten en el sótano de la casa de uno de ellos jugando a “Dragones y mazmorras”. Y todo podría parecer normal si no fuera porque la cosa se complica la noche en que Will desaparece al volver a casa en bicicleta.

A partir de ahí, se desencadenan una serie de acontecimientos extraños entre los que van apareciendo los personajes. Vemos a la actriz Winona Ryder mimetizada con Joyce Byers, una madre desesperada por recuperar a su hijo que es capaz de hacer cualquier cosa; a Jim Hopper, el jefe de policía de la localidad, que no se ha visto en otra situación igual en todos sus años de trabajo allí; a Eleven, una extraña niña con el pelo rapado, de procedencia desconocida, que aparece un día en el pueblo; y a toda una lista de personajes que lograrán que el espectador no despegue la vista de la pantalla en los minutos que dura cada capítulo.

Solamente la actuación de los niños protagonistas y cómo se va desarrollando su parte de la trama en la serie ya sería suficiente para ponerse a ver los ocho capítulos que componen Stranger Things ahora mismo.

Pero hay más cosas. Tiene una estupenda banda sonora y las canciones que aparecen forman parte importante de la historia. Han atrapado entre sus fotogramas pequeños homenajes a películas de los años ochenta, que los aficionados a estos largometrajes podrán reconocer. No da tanto miedo como dicen, es una serie que mantiene al espectador en tensión y, de vez en cuando, esconde algún pequeño susto, pero se puede ver.

Los ocho episodios de la única temporada que tiene Stranger Things terminan sabiendo a poco y dejan con ganas de seguir viendo más. Y eso dice mucho de una serie.

Carolina Méndez


One response to “Las tres nuevas joyas de la corona de Netflix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s