¡Viva la Copa!

La Copa del Rey de baloncesto, rebautizada para las redes sociales con la etiqueta #CopaACB, se ha convertido en una de las competiciones más emocionantes del deporte de la canasta en España y así ha quedado demostrado en la edición de este año, disputada en La Coruña. Cuatro días de baloncesto con ocho grandes equipos de la ACB que han dado para mucho y que dejaron desde el inicio de la competición muchas sorpresas.

Cuartos de final: ¿Favorit…qué?

La primera campanada de la Copa del Rey la dio el Dominion Bilbao Basket, que salió a plantarle cara al FC Barcelona desde el inicio del encuentro. El conjunto entrenado por Sito Alonso mantuvo el marcador bastante igualado a lo largo de todo el partido y, aunque los de Xavi Pascual tuvieron ocasión de ganar el encuentro al filo del final, fueron los bilbaínos los que finalmente se convirtieron en los primeros semifinalistas de la Copa.

Luego llegaría el turno de Herbalife Gran Canaria, que se enfrentó al todopoderoso Valencia Basket, actual líder en la clasificación de la ACB y que solo había perdido un encuentro de liga regular. Los de Aíto García Reneses lograron sobreponerse a las amplias ventajas que conseguían los taronjas, consiguiendo parciales descomunales, y terminaron por llevarse el partido y el billete a semifinales, dando la segunda sorpresa de la noche del jueves.

La tarde del viernes fue para el Real Madrid, que se llevó por delante a un Montakit Fuenlabrada que no podía seguir el ritmo anotador de los blancos. El equipo dirigido por Pablo Laso superó los cien puntos en el marcador y fue el único de los a priori favoritos que logró llevarse el encuentro con solvencia. Además del pase a semifinales, batieron dos récords de la historia de la Copa del Rey: el de asistencias, con 26, y el de valoración, con 136.

El último encuentro de cuartos de final fue el que enfrentaba a Rio Natura Monbus, apoyado desde las gradas por toda la afición obradoirista, contra Laboral Kutxa, que finalmente consiguió la victoria. Y no fue por que los de Moncho Fernández no opusieron resistencia. Mantuvieron el encuentro a flote hasta los instantes finales y a punto estuvieron de forzar la prórroga. Sin embargo, el conjunto de Perasovic fue el que se hizo con el encuentro. Laboral Kutxa sacó de la Copa del Rey a los anfitriones y dio un paso hacia las semifinales.

Semifinales: Nadie dijo que fuera fácil

Dos emocionantísimos partidos de semifinales quedaron para la tarde-noche del sábado. Los primeros en disputar su encuentro fueron Dominion Bilbao Basket y Herbalife Gran Canaria. El dominio fue de los bilbaínos en los primeros compases del encuentro, pero los canarios lucharon sin descanso y llegaron a remontar hasta diecinueve puntos. Un triunfo lleno de épica para Gran Canaria, que colocaba al conjunto de Aíto García Reneses en la final de la Copa del Rey por primera vez en su historia.

Nadie dijo que las semifinales fueran a ser fáciles. Lo supieron Bilbao y Gran Canaria primero, y después Laboral Kutxa y Real Madrid. Si al inicio del partido, los de Laso parecían llevar la manija del encuentro, aunque el marcador siguiera igualado, en el segundo cuarto los de Perasovic aprovecharon para adueñarse del resultado y así del signo del partido hasta el último cuarto. Fue allí cuando apareció el increíble Llull, que hizo ocho puntos en el minuto y medio final del encuentro para los madridistas. El conjunto de Laso estaba en la final.

Final: Real Madrid, campeón de la Copa

Herbalife Gran Canaria y Real Madrid se enfrentaron ayer domingo en la final de la Copa del Rey. Dos equipos, un debutante en la final del torneo y otro en busca de su tercer título consecutivo, y un único ganador posible. Primó la igualdad en el marcador a lo largo de todo el encuentro y, aunque los de Pablo Laso mantenían una ligera ventaja en el resultado, no terminaban de rematar el partido. El equipo dirigido por Aíto García Reneses hizo todo lo que estuvo en su mano para luchar por la victoria y no dieron en ningún momento el choque por perdido. A pesar de ello, el triunfo fue para los madridistas, con 81-85 en el marcador y con una gran actuación de Gustavo Ayón, que le valió el MVP del encuentro. El conjunto de Laso consiguió su tercera Copa del Rey consecutiva, logrando este mérito por primera vez en la historia de la competición con el actual formato.

¡Viva la Copa!

La Copa del Rey de baloncesto mola. Es una realidad. Para los aficionados a este deporte es una delicia ver de vez en cuando un torneo con encuentros a todo o nada, donde cada partido es una final. La Copa de la ACB es el triunfo o la derrota, un gana o vete a casa, no hay más historia. Hasta José Manuel Calderón bromeaba el sábado en su cuenta de Twitter diciendo que habría que pensar en hacer otra. Ojalá esta competición dure muchos años más así. Y, por pedir, que sea, al menos, tan emocionante como la de este año.

Carolina Méndez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s