Las irregularidades en las federaciones deportivas

Ha querido la casualidad que coincidan en el tiempo los previsibles finales en las actuales presidencias de las Federaciones Españolas de Fútbol y de Baloncesto. Precisamente la semana pasada el Consejo Superior de Deportes (CSD) comunicaba que había remitido al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) la documentación correspondiente a ambos casos para que fuera este organismo el que abriera expediente a varios componentes de las dos federaciones.

Los señalados han sido Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol desde 1988, y Juan Padrón, Vicepresidente Adjunto a la Presidencia para Asuntos Económicos de la RFEF. También José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto desde 2004, y el Secretario General-Director Económico de la FEB, Luis Giménez.

¿Por qué ha fijado el Consejo Superior de Deportes su punto de mira en ellos? Probablemente estas sean las principales razones.

José Luis Sáez, Luis Giménez y la FEB

A comienzos de diciembre de 2015, el órgano superior del deporte español abrió una investigación que tenía como objetivo la FEB y su presidente por supuestas prácticas corruptas. Fue el Comité de Auditoría, Control y Seguimiento de las cuentas de la Federación de Baloncesto el que informó al CSD de ciertas irregularidades que habían detectado.

¿Cuáles eran esas irregularidades? Al parecer, y según palabras de Joan Fa, Presidente de la Federación Catalana de Baloncesto, se referirían a “anomalías que pueden ser constitutivas de delito”. Varias informaciones apuntaban también a que había sospechas de que algunos proveedores de la FEB hubieran pagado a personas cercanas a Sáez, o vinculadas a él.

Apenas un día después del anuncio de esta investigación, la Federación Española de Baloncesto hacía un comunicado en el que se ofrecía a colaborar en la auditoría que había ordenado el CSD, además de anunciar el relevo de José Luis Sáez en la presidencia de la FEB por baja médica.

De vuelta al presente y a la vista de la actual investigación del CSD, Sáez ha reaparecido como presidente de la FEB tras dos meses de ausencia. El principal motivo de su regreso es la petición ante el Consejo Superior de Deportes de una autorización que permita adelantar las elecciones a la presidencia de la Federación, a las que Sáez ya no se presentará. Parece que su intención es que el proceso electoral se produzca antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Villar, Padrón y la RFEF

Igualmente se celebrarán comicios a la presidencia de la Federación Española de Fútbol. Están previstos para el próximo 22 de abril y Ángel María Villar volverá a presentarse a las elecciones para ampliar en cuatro sus actuales veintiocho años al frente de la RFEF. Pero el actual presidente no llega exento de polémica a ese futuro proceso electoral.

El Consejo Superior de Deportes tiene sus motivos para haberle pedido al TAD la apertura del mencionado expediente a Villar y a su Vicepresidente en la Federación, Juan Padrón. Y es que podrían haber dado un trato de favor a algunos clubes, como el Recreativo de Huelva, pasando por encima del reglamento federativo.

El del club onubense es sin duda el caso más llamativo, ya que la RFEF le concedió un crédito de 200.000€ para que saldara la deuda que había contraído con su anterior técnico, José Luis Oltra, y de esta forma pudieran competir en Segunda División en la presente temporada.

A finales de julio de 2015, la Federación dio a conocer una resolución por la que el Recreativo de Huelva no podría expedir ni renovar licencias al no haber saldado aún su deuda. Sin embargo, justo antes de que la sanción se hiciera efectiva, la RFEF llegó a un acuerdo con el club onubense. El trato consistía en que el Recreativo de Huelva emitía unos pagarés con los que la RFEF saldaba la deuda del Decano del fútbol español con su anterior cuerpo técnico y el club podría competir este año en Segunda División B.

¿Qué criterios alegó la Federación para adoptar ese acuerdo cuando había dejado descender a otros clubes por deudas menores? Al parecer, ninguno demasiado convincente. Algunas informaciones señalan que tal vez se debiera a la buena relación de Ángel María Villar y Juan Padrón con Pablo Comas, el presidente del Recreativo de Huelva.

Parece que no le van a faltar motivos al Consejo Superior de Deportes para justificar la petición al Tribunal Administrativo del Deporte de la apertura de expediente a los máximos dirigentes de las Federaciones Españolas de Fútbol y de Baloncesto. Veremos si la investigación del CSD también tiene su repercusión en las próximas elecciones a las presidencias de ambas federaciones.

Carolina Méndez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s