El baloncesto, el espectáculo y los Harlem Globetrotters

Cada vez que vemos a un jugador de baloncesto dando un pase imposible por detrás de la espalda y sin mirar, amagando con tirar al aro mientras vuela en el aire, o repartiendo alley-oops hacia la canasta, seguramente nos venga a la cabeza el baloncesto hecho espectáculo que iniciaron los Harlem Globetrotters.

El 7 de enero de 1927 un equipo de jugadores de baloncesto viajaba desde Chicago con destino Hinckley, en Illinois, para disputar el primer partido de su historia. El cinco inicial de aquel encuentro estaba compuesto por Walter “Toots” Wright, Byron “Fat” Long, Willis “Kid” Oliver, Andy Washington y Al “Runt” Pullins. Eran los primeros Globetrotters de la historia.

Los Savoy Big Five, como se los conocía en sus inicios, nacieron de una idea del entrenador Abe Saperstein. El fundador del equipo decidió crear un conjunto donde únicamente jugaran afroamericanos, ya que solo los blancos tenían permitido jugar en los equipos profesionales de baloncesto.

La cuestión de la raza, que al fin y al cabo era la base de la fundación del equipo, caló tanto que hasta modificó el nombre del combinado. Saperstein cambió la denominación de sus ‘Big Five’ por la de Harlem Globetrotters, en un pequeño homenaje a Harlem, el barrio de afroamericanos más famoso de Nueva York.

En 1939, más de una década después de disputar su primer partido, los Globetrotters comenzaron a introducir en su manera de jugar los pases imposibles y el baloncesto en forma de espectáculo por el que empezaron a ser conocidos a nivel global.

Con la creación de la NBA, en 1946, los equipos comenzaron a profesionalizarse y organizarse aún más. Algunos años después de la fundación de la liga de baloncesto norteamericana, se levantó el veto de que solo los jugadores blancos pudieran ser profesionales de este deporte.

A partir de ese momento, como es lógico, los componentes de los Globetrotters podían ser elegidos en el draft por los equipos inscritos en la competición. Fue el caso de estrellas como Connie Hawkins o Wilt Chamberlain, que abandonaron los Harlem para disputar la NBA.

Pero la forma de entender el baloncesto que llevaban de gira los Globetrotters no paró cuando algunos de sus jugadores comenzaron a jugar profesionalmente. La repercusión que tenía el equipo les valió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en 1982 por su valor como espectáculo. De igual forma, algunos años después pasaron a formar parte del Salón de la Fama del Baloncesto en Estados Unidos.

Los Harlem Globetrotters siguen llevando a día de hoy su espectáculo por el país norteamericano. El pasado 14 de enero estuvieron en el encuentro que disputaban los Golden State Warriors y Los Ángeles Lakers en el Oracle Arena y coincidieron en la pista con uno de los magos del balón de la NBA, Stephen Curry. Mientras el base de los Warriors hacía su rutina de calentamiento, algún jugador de los Globetrotters se atrevía a emularle, dando lugar a este curioso espectáculo doble. Visto lo visto, cualquier día se lo llevan de gira.

A lo largo de los años, los Harlem Globetrotters han disputado partidos en más de 115 países y todavía siguen girando por el mundo. De hecho, traerán su espectáculo a España en mayo de este año y pasarán por varias ciudades, entre ellas, Madrid, Barcelona y Valencia.

Carolina Méndez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s