Las tres mejores comedias, según los guionistas estadounidenses

Hace un par de semanas, el Sindicato Americano de Guionistas (Writers Guild of America) publicó una lista con las 101 mejores películas de comedia de la historia del cine. En esta enumeración podemos encontrar cintas de todo tipo, desde alguna de los Hermanos Marx o Charles Chaplin, pasando por Billy Wilder y Woody Allen, hasta otras más recientes en el tiempo, como La boda de mi mejor amiga, estrenada en 2011.

De entre todas las que aparecen, estas son las primeras, las tres mejores para los guionistas estadounidenses, según su riguroso orden de aparición en la lista.

1) Annie Hall (1977)

-Escrita por Woody Allen y Marshall Brickman-

La película que encabeza la lista de mejores comedias de la historia del cine es una de las más icónicas de la carrera de Woody Allen. Para este largometraje, el director se puso frente a las cámaras junto a Diane Keaton, la Annie Hall que da título a la historia. De nuevo volvería a contar con la presencia de la actriz para otra de sus películas más conocidas, Manhattan (1979).

Entre las curiosidades más destacadas sobre el largometraje, The New York Times recogió que Woody Allen y Marshall Brickman consideraron hasta cien títulos posibles para la película, de entre los cuales eligieron Anhedonia (algo así como la incapacidad de sentir placer). Los guionistas sufrieron algunas presiones para cambiar el título, debido a la dificultad de hacer una campaña de promoción para la película en la que tuviera que explicarse el significado de esa palabra. Solo tres semanas antes de su estreno, Woody Allen se comprometió a elegir el nombre de uno de los personajes como título final para el largometraje.

Annie Hall reunió cinco nominaciones a los Oscar de 1978, de los cuales se hizo con cuatro estatuillas: la de Mejor Película, Mejor Actriz Principal (para Diane Keaton), Mejor Director (para Woody Allen) y Mejor Guion Original. La actriz que dio vida a Annie Hall también se hizo con el Globo de Oro a Mejor Actriz en una comedia o musical.

2) Con faldas y a lo loco (1959)

-Escrita por Billy Wilder e I.A.L. Diamond-

El segundo puesto de la lista es para Con faldas y a lo loco (Some like it hot, en el original), el largometraje dirigido por Billy Wilder, que contó con la presencia de Marilyn Monroe, junto a Tony Curtis y Jack Lemmon.

La película estaba basada en una cinta alemana, Fanfaren Der Liebe (1951) del director Kurt Hoffmann, que, a su vez, era un remake de Fanfare d’amour (1935), una comedia francesa dirigida por Richard Pottier.

La cinta consiguió seis nominaciones a los Oscar de 1960, entre ellos, los de Mejor Director, Mejor Guion o Mejor Actor Protagonista, aunque solo logró hacerse con el premio en la categoría de Mejor Diseño de Vestuario en una película en blanco y negro. En los Globos de Oro de ese mismo año, sí se llevó varios premios. Ganó en las tres categorías en las que estaba nominada: Mejor Película de comedia, Mejor Actriz en una comedia o musical para Marilyn Monroe y Mejor Actor, también en el género comedia o musical, para Jack Lemmon.

3) Atrapado en el tiempo (1993)

-Escrita por Danny Rubin y Harold Ramis-

El largometraje que cierra este podio de las mejores comedias de la historia del cine es el más reciente de los tres mencionados hasta ahora. Atrapado en el tiempo (Groundhog Day, en el original) está protagonizada por Bill Murray, que interpreta a Phil, el meteorólogo que se ve envuelto en la vivencia del mismo día una y otra vez. Junto a él, la actriz Andie MacDowell, a las órdenes del director de la cinta y también guionista, Harold Ramis, dan vida a la historia.

Entre las preguntas más frecuentes que se le han realizado al director sobre la película se encuentra la cantidad de tiempo que Phil Collins estuvo reviviendo el día de la marmota en el largometraje. En una primera estimación, Ramis dijo que debió de pasar unos diez años atrapado en el tiempo, aunque posteriormente dejó caer que el cálculo era demasiado corto y que seguramente se aproximaría más a los treinta o cuarenta años. En la cinta, como se comenta en este artículo de Cinemanía, están representados solo treinta y ocho días.

Al contrario que las dos películas anteriores, y lejos de los Oscar o los Globos de Oro, su mayor logro en cuanto a premios fue la consecución del Bafta (los premios de la academia de cine británica) de 1994 al Mejor Guion Original, para sus dos escritores, Danny Rubin y Harold Ramis.

Carolina Méndez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s