Adele regresa a lo grande

El viernes de la semana pasada la cantante británica Adele (que a estas alturas no necesita mucha más presentación que su nombre) publicó su tercer álbum de estudio después de cuatro años sin nuevas canciones. El disco se llama 25 y continúa la línea marcada por sus dos anteriores elepés, 19 y 21, de nombrarlos con la cifra correspondiente a la edad que la artista tiene en el momento de su publicación.

El primer sencillo del nuevo álbum se llama Hello y lleva alrededor de un mes sonando en radios y televisiones musicales. A comienzos de la semana pasada se estrenó en su cuenta de Youtube, antes de que el disco saliera a la venta, una versión en directo del que algunas informaciones apuntan que será su segundo single, When we were young.

Después de escuchar el disco completo un par de veces y de repetir en alguna ocasión más los temas que más me han gustado hasta ahora, comparto en esta entrada las tres canciones que se posicionan entre mis favoritas dentro del álbum por el momento.

When we were young

Como he mencionado antes, este tema ha sido el segundo de 25 en darse a conocer. Merece la pena dedicarle unos minutos a la versión en directo de la canción, la que estrenaron antes de la publicación del disco. Grabada en The Church Studios, Adele interpreta When we were young rodeada de sus músicos, en una bonita actuación donde domina la melodía del piano junto a su voz.

Water under the bridge

En esta canción, en cambio, predomina más el sonido de la batería acompañando a todo el tema. Water under the bridge tiene un estribillo que comienza tras una mínima pausa en el ritmo. La voz de Adele junto a la de sus coristas suena especialmente bien en la versión de estudio. Esta ha sido una de las primeras interpretaciones que ha hecho del tema en directo junto a su banda.

Million years ago

He elegido Million years ago como la última de estas tres por su sonido, diferente a lo que quizá estemos acostumbrados a escuchar en un disco de Adele. El punteo de las cuerdas de guitarra que acompaña a su voz hace que la canción tenga un cierto tono melancólico que encaja bastante bien con la letra y su cadencia. Me gusta especialmente la versión del álbum, pero esta en directo también merece la pena.

Con la publicación del disco, la BBC le dedicó un programa especial a la cantante británica. En uno de los vídeos del programa la disfrazaron con una peluca y le hicieron un par de retoques de maquillaje para convertirla en Jenny, una intérprete que se presenta a un concurso de imitadoras de Adele. Sus compañeras la toman por una concursante más entre bambalinas y terminan hablando de ella en su cara, sin saber que Jenny es precisamente Adele. El resultado es bastante divertido.

Con el regreso de la cantante y su nuevo álbum, 25, vuelven las canciones de una de las voces más potentes que ha dado la música internacional en los últimos años. Muchos de sus incondicionales ya esperaban desde hacía tiempo sus nuevas canciones. A partir de ahora, veremos si el disco consigue más admiradores o detractores. Sea como fuere, parece que, por el momento, tenemos Adele para rato.

Carolina Méndez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s