Veinte años jugando con Woody y Buzz

En 1995, se estrenó Toy Story, la primera cinta de una de las mejores sagas de animación de la historia. Woody y Buzz Lightyear se presentaron ante el público de las salas de cine estadounidenses el 19 de noviembre de ese año. Hubo que esperar unos meses más para que los juguetes de Andy aterrizaran en España, lo hicieron el 14 de marzo de 1996.

Ahora se cumplen veinte años del estreno de una de las películas de animación que ha marcado una época: el inicio de la era Pixar. Toy Story fue la primera cinta en realizarse íntegramente por ordenador, lo que supuso una revolución para la industria de la animación hasta el punto de que John Lasseter, su director y creador, logró un Oscar en 1996 por el desarrollo y la aplicación de las técnicas que lo hicieron posible.

Y para celebrar ese vigésimo aniversario, el pasado lunes 26 de octubre, algunos de los creadores de Toy Story y varios miembros de Pixar participaron en un encuentro en San Francisco con una multitud de admiradores de la película. John Lasseter, Ed Catmull, Pete Docter y Andrew Stanton bucearon en el proceso de creación del largometraje.

Durante la charla, tuvieron tiempo para desentrañar algunos de los secretos de la película. Desde el porqué del nombre del astronauta protagonista -se llama así por el astronauta de la NASA, Buzz Aldrin- hasta cómo una sesión de storyboard convirtió a unos secundarios como los soldaditos verdes de plástico en unos personajes que reclamaban su papel y se convertían en una parte relevante de la historia.

Aunque el evento estaba dedicado especialmente a esos veinte años de Toy Story, los participantes del encuentro también aprovecharon para hablar de sus vicisitudes personales en la empresa de animación para la que trabajan: Pixar.

Esta compañía nació en los años ochenta como The Graphics Group, una división que formaba parte de Lucasfilm, la mítica productora de películas de George Lucas. Con el tiempo, Lucas tuvo la necesidad de deshacerse de ella. Diez millones de dólares la convirtieron en una empresa independiente que acabó en manos de Steve Jobs, la mente fundadora de Apple.

En sus inicios, Pixar se creó como una compañía dedicada a la venta de hardware a otras empresas, como por ejemplo Disney. Varios años después, sin embargo, vieron su gran potencial como empresa de animación, y en eso precisamente fue en lo que se convirtió. John Lasseter comenzó a desarrollar ideas para cortometrajes, como el de la lámpara Luxo Jr., un objeto inanimado que cobró vida y que es, desde entonces, la imagen reconocible de la compañía.

Toy Story fue solo el inicio para Pixar de una serie de películas de animación por ordenador que han tenido un gran éxito entre el público y la crítica. Por nombrar algunas, además de esta saga, también llevan su sello los largometrajes Bichos (1998), Monstruos S.A. (2001), Buscando a Nemo (2003), Ratatouille (2007) o Up (2009).

El éxito de la saga de Toy Story continúa creciendo a día de hoy. En las estanterías de las jugueterías siguen vendiéndose muñecos de Woody o Buzz, con los que los niños continúan jugando, escondiendo la ilusión de que, en realidad, tienen vida propia.

Algunos incluso, como ‘The Pixarist’, un usuario de Tumblr, se ha atrevido a recrear por completo la habitación de Andy que aparece en Toy Story 3, y ha compartido las fotografías de su obra en esa red social. De la misma forma, ha conseguido dar vida a la guardería en la que se desarrolla buena parte de la historia de esa tercera película de la saga, así como su póster promocional.

En la actualidad, Pixar se encuentra preparando Toy Story 4, un largometraje que, según las informaciones que han aparecido hasta ahora, se centrará en la historia de amor entre Woody y la pastorcilla de porcelana Bo Peep y que tiene previsto su estreno para el año 2017.

Como fan incondicional de las tres películas de Toy Story, solo me queda pedirle a Pixar que este cuarto largometraje esté a la altura del resto de la saga, que vuelva a sonar en algún momento el Hay un amigo en mí y que nos emocione a los espectadores tanto, al menos, como lo hicieron las tres primeras.

Carolina Méndez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s