La resaca de los Emmys 2015, cortita y al pie

Anoche se celebró en Los Ángeles la 67ª edición de la gala de entrega de los Premios Emmy, que se otorgan cada año a los mejores programas y series de la televisión estadounidense.

“Juego de tronos” fue la gran triunfadora en la categoría de drama, mientras que “Veep” se hizo con buena parte de los galardones de comedia. Como eso no fue todo lo que ocurrió en la ceremonia, quedan aquí resumidos en breves pedazos algunos de los momentos más destacados.

Viola Davis, o cómo defender más papeles para mujeres afroamericanas

La actriz Viola Davis, dos veces nominada al Oscar, tiene ya su espacio en el cuadro de honor de la televisión estadounidense. Su interpretación de Annalise Keating, la abogada que protagoniza “Cómo defender a un asesino” (How to get away with murder), le ha valido el Emmy a mejor actriz principal en una serie dramática. Un papel en el que está fantástica, convertida en una mujer fuerte y compleja, que se revela como el verdadero eje sobre el que gira toda la trama.

Davis aprovechó su discurso para reclamar más oportunidades para las actrices afroamericanas en papeles principales dentro de la ficción. “No puedes ganar un Emmy por papeles que simplemente no existen”, comentó justo antes de agradecer a los guionistas por haber creado su personaje. La actriz se convirtió así en la primera mujer afroamericana en conseguir un Emmy a mejor actriz principal.

Los doce galardones de récord de “Juego de tronos”

En ediciones anteriores de los Emmy, algunos críticos de televisión habían reclamado más atención y reconocimiento a “Juego de tronos”, la serie fantástica basada en la saga de libros de George R. R. Martin. Pues bien, anoche la serie logró hacerse con un total de doce Emmys, un récord que ninguna ficción había conseguido alcanzar en un mismo año. Hasta ahora.

No solo se llevó el Emmy a la mejor serie de televisión en la categoría de drama, uno de los premios gordos de la noche, también obtuvieron su reconocimiento la dirección y el guion del capítulo final de la quinta temporada, “Mother’s Mercy”, y Peter Dinklage, que ganó el Emmy a mejor actor de reparto por su Tyrion Lannister.

“Veep” le arrebata el trono de la risa a “Modern Family”

Después de cinco años consecutivos ganando el Emmy a la mejor serie de comedia, “Modern Family” se quedó a las puertas de un nuevo triunfo. “Veep” fue la encargada de sucederla en ese reconocimiento y recogió un total de cinco galardones, entre ellos, los de mejor actriz y actor de reparto en una serie de comedia, que fueron a parar a las manos de Julia Louis-Dreyfus y Tony Hale, respectivamente.

De cuando “Orange is the new black” se convirtió en drama

“Orange is the new black” es oficialmente una ficción dramática para los Emmys. En los últimos dos años, la serie de Netflix había participado como nominada dentro de la categoría de comedia y no ha sido hasta su tercera temporada (y nominación) cuando la Academia televisiva estadounidense ha empezado a considerarla un drama.

Aunque la serie no consiguió ningún galardón, sí se hizo con el Emmy a mejor actriz de reparto en una serie dramática Uzo Aduba, por su papel de Suzanne Warren, la “Crazy Eyes” de la prisión. Con este premio, la actriz cuenta en su haber con dos Emmys, uno en la categoría de drama y otro en la de comedia (obtenido el pasado año), por el mismo personaje.

Y (¡por fin!) le dieron el Emmy a Jon Hamm

Después de ocho años como nominado a mejor actor principal en una serie de drama, Jon Hamm recibió su ansiado Emmy por el fantástico Don Draper. El publicista por todos admirado y, en ocasiones, odiado, se ha convertido, sin duda alguna, en uno de los personajes más icónicos de la ficción televisiva en los últimos años. El Emmy le llega a Hamm como un acto de justicia por parte de la Academia de televisión estadounidense que premia, al fin, su actuación en “Mad Men”, la misma que le valió un Globo de Oro en el año 2008.

Y el actor sabe lo mucho que le ha costado. Tanto, que en lugar de subir a recoger el premio por las escaleras, trepó (literalmente) al escenario. En su discurso, agradeció a sus compañeros de la serie, a los que le dieron la oportunidad de interpretar a Don Draper y a todos los seguidores de “Mad Men”. Un reconocimiento merecido a la cara más visible de una serie que ha supuesto, como rezaban sus carteles de promoción de la última temporada, el fin de una era.

Carolina Méndez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s